Ahorro energético Industria Farmacéutica

BLOG DE VENTILACIÓN INDUSTRIAL

Ahorro energético en almacenes de temperatura controlada para productos farmacéuticos

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y te enviaremos novedades y artículos sobre ventilación industrial

Rellena este formulario para suscribirte.

En los almacenes logísticos de empresas vinculadas a la industria farmacéutica, bien sean fabricantes, distribuidoras u operadoras logísticas, el control de la temperatura de almacenaje es un elemento crítico. Los medicamentos deben ser almacenados a diferentes temperaturas y por tanto, se requiere un conjunto de medidas para que el almacenamiento garantice las condiciones adecuadas para medicamentos tan sensibles.

Los rangos de almacenamiento más comunes son los siguientes:

  • Almacenamiento en congelador: -30°C – 0°C
  • Refrigerador Almacenamiento: 0°C – 10°C
  • Fresco: 10°C – 15°C
  • Temperatura ambiente controlada: 15°C – 25°C

Además de los parámetros de temperatura, la protección contra la luz o garantizar unas condiciones óptimas de humedad son otros de los requisitos para tener en cuenta.

En este artículo nos centraremos en el último grupo: almacenes de temperatura controlada entre 15°C y 25°C. Este tipo de almacenes es el más común. Han de estar separados de otras zonas de almacenamiento a temperaturas más bajas y normalmente se encuentran en espacios de mayor superficie y altura.

Independientemente de la temperatura exterior y de la época del año, la climatización de estos espacios supone un gran reto. Es necesaria la instalación de grandes sistemas de climatización que garanticen una temperatura adecuada, lo cual conlleva un alto coste energético.

Ventajas del uso de ventiladores HVLS en la industria farmacéutica

Una de las grandes ventajas de la instalación de ventiladores HVLS (high volumen low speed) en almacenes de temperatura controlada es que, operando junto con los sistemas tradicionales de climatización, permiten optimizar el consumo energético. En naves logísticas de gran altura como sucede en la industria farmacéutica y sectores afines, uno de los fenómenos que ocasionan que la climatización sea ineficiente es el de la estratificación térmica del aire. Dado que el aire más caliente (y de menor densidad) tiende a desplazarse verticalmente hacia el techo, se generan diferentes capas térmicas a lo alto del almacén, siendo más bajas en la zona del suelo. Para mantener una temperatura adecuada, la climatización debe operar con consignas de trabajo fuera del rango óptimo que incrementan el consumo energético.

Se estima que las diferencias de temperatura pueden oscilar hasta un grado centígrado por cada metro de altura, lo que significa que en naves de 10 metros de altura la diferencia térmica entre el suelo y el techo puede ser de hasta 10°C. Si el rango óptimo de almacenamiento es de 15°C (entre 15°C – 25°C), la climatización difícilmente será capaz de contribuir a las condiciones de temperatura óptimas para el conjunto del almacén, incluso trabajando con consignas fuera del rango óptimo.

Por tanto, los ventiladores HVLS contribuyen a eliminar el fenómeno de la estratificación del aire ya que mueven grandes cantidades de aire a baja velocidad. Esta operativa favorece que las capas más calientes cercanas al techo se mezclen de una manera natural con las más frías, homogeneizando la temperatura en toda la nave. Así, se cumple con el rango de temperaturas óptimo y se favorece que los sistemas de climatización operen con consignas de trabajo eficientes.

Ahorro energético en almacenes de temperatura controlada con ventiladores HVLS

El ahorro obtenido no es homogéneo en cualquier almacén de temperatura controlada y depende de factores tales como su ubicación (clima), su orientación o aislamiento. No obstante, tanto en invierno como en verano, independientemente de si el objetivo es enfriar o calentar un espacio, los ventiladores HVLS pueden contribuir en gran medida a reducir el consumo energético y garantizar ahorros importantes en la industria farmacéutica, almacenes de distribución farmacéutica u operadores logísticos.

Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), adscrito al Ministerio para la Transición ecológica, por cada grado que se incrementa la temperatura de consigna en un recinto en invierno, el consumo energético aumenta un 8%. De igual manera ocurre en verano si se reduce la consigna de temperatura. Los ventiladores HVLS pueden ayudar a reducir las consignas de trabajo de los sistemas de climatización entre 4 y 6 grados centígrados. Así, el ahorro medio anual esperado oscilará entre un 30% y un 35%. En este sentido, se debe considerar que en los meses valle, donde la temperatura exterior es más suave, el ahorro tiende a ser más moderado.

Ahorro energético obtenido en un almacén de temperatura controlada de un fabricante de medicamentos

Las soluciones de ventilación de Smart Fan en entornos farmacéuticos están perfectamente testeadas. Un caso de éxito real en la industria farmacéutica es el de un fabricante de productos para el cuidado de la salud y medicina de prescripción que dispone de un almacén de 1.500m2 climatizado las 24h del día con la finalidad de mantener las propiedades de conservación de sus productos farmacéuticos a una temperatura y humedad óptima a lo largo del año.

El problema al que se enfrentaba inicialmente era que su sistema de climatización no era capaz de mantener un rango de temperaturas eficiente en toda la altura del almacén, con la consiguiente merma de producto terminado.

Para ello se analizó la instalación y se realizó un estudio técnico. En él se establecieron las necesidades de ventilación para lograr una temperatura óptima y homogénea en todo el recinto que diera solución a los problemas de calidad identificados en el almacén. Adicionalmente se elaboró un estudio de ahorro energético en el que se calculó el nivel de ahorro medio anual que se podía esperar durante un año con la solución propuesta. El ahorro se estimó entre el 30% y el 35%. La realidad, una vez los ventiladores HVLS entraron en funcionamiento es que en las épocas con temperaturas más extremas (invierno y verano) el ahorro energético llegó a alcanzar el 60%.

Además de la instalación de ventiladores HVLS, se automatizó su sistema de gestión. Para el control de la temperatura y humedad en todo el recinto se instalaron sensores a diferentes alturas, concretamente a 1,5 metros del suelo y 1,5 metros del techo. Así, con dos ventiladores HVLS de 7,32m y 5,5m de diámetro se pudo llevar a cabo un control absoluto de las condiciones de temperatura y humedad, mantener el área de productos terminados en las condiciones ambientales idóneas y obtener unos ahorros medios para el conjunto del año de un 35%.

Si experimentas problemas de estratificación térmica, sufres mermas de producto o tienes un excesivo consumo energético, en Smart Fan podemos realizar un estudio energético gratuito y ofrecerte una solución personalizada. 

Compartir

Otros artículos del Blog

Cómo optimizar el confort térmico de los empleados en almacenes logísticos

Uno de los grandes retos en almacenes logísticos y centros de distribución es el de mantener unas condiciones óptimas de t...

La combinación entre Ventiladores HVLS y Exutorios

La seguridad y el confort son dos aspectos fundamentales que deben tenerse en cuenta en cualquier edificación, especialmente...

Control de temperatura y humedad en almacenes de gran volúmen: el papel de los ventiladores HVLS

Los almacenes de temperatura controlada desempeñan un papel crítico en toda la cadena de valor de los productos farmacéuti...

;